• Un votante del PP - Imagen extraída de las redes sociales. El otro día me enzarcé con un votante tradicional del PP que enarbolaba la acostumbrada mentira cavernaria de que ...
    Hace 1 mes

sábado, 25 de abril de 2009

TRES TIPOS CON CLASE (VI)

 Imagen tomada de www.reyesmagos.com

Capítulo 6.

 

Papá Noel era insaciable a la hora de llenar su estómago, sin embargo, dado que no se encontraba en su ambiente, se moderó un poquito y tardó más de tres horas en acabar con las existencias de comida de aquel local.

La espera fue larga y la última media hora, sin posibilidad de ejercitar sus mandíbulas, aún lo fue más. Finalmente volvió Gaspar acompañado del enorme nubio que tenía por compañero. Afortunadamente no había ira en sus ojos, tampoco arrepentimiento. Lo cierto es que Baltasar debía estar todavía bajo los efectos de la fuerte medicación que le habían dado, porque tampoco se reflejaba la pena que había llevado a su anterior brote de ira.

Antes de sentarse, Gaspar miró en derredor, comprendiendo por los muchos signos indicativos tanto como por la expresión del camarero, que no quedaba ni una miga de pan para comer.

--¡Cielos, Santa! Con lo orondo que estás, pagar la tela de terciopelo para hacerte un nuevo traje resulta francamente caro, pero es una minucia frente al precio a pagar por mitigar tu gula.

--Gasto mucha energía.

Gaspar, casi entre carcajadas miro a su barriga y dijo:

--Ya se nota, ya.

Mientras daba como pago un fajo de billetes al camarero, se dirigió a sus dos acompañantes:

--Creo que tendremos que ir a cenar a otro lugar.

Baltasar levantó la mirada y hablo casi en tono de súplica:

--¿Y Melchor?

Santa cogió con delicadeza su mano derecha y Gaspar le abrazó, pero la mirada del nubio se perdía en un inexistente horizonte.

Cuando el momento de tensión paso, ya de camino a otro lugar donde tomar algo, Gaspar hizo una apreciación a Papá Noel:

--¿Cómo puedes ser santo y a un tiempo ser un ejemplo tan notorio de ese pecado capital que es la gula?

--Creo que cada uno de nosotros representa uno de esos pecados –contestó Santa como si hiciera una aportación científica--.

--¿Sí? –Dudó Gaspar--.

--Tú representas la lujuria. Es reconocido tu ir y venir por ciertos barrios de ciertas ciudades a lo largo de la historia. Cuando me contabas la historia has obviado a Davina y Drunila. Las supuestas criadas que, mientras tus tres compañeros pasaban la noche en vela buscando en los cielos, tú te las beneficiabas.

--¿Cómo…?

--Y Baltasar la ira –corto raudo Santa antes de que Gaspar preguntara nada inquietante--. Hasta su llanto resulta una amenaza si no se le infla de valium.

--¿Y Melchor? –Preguntó Gaspar con un cierto deje de molestia en la voz--.

--La pereza, aunque yo le hubiera llamado, más bien, la indolencia. Si mucho no me equivoco, su actual situación se debe a la dejadez total que se ha autoinfligido ante la situación. Se ha negado a luchar por lo que creía suyo y se ha ido anulando poco a poco hasta quedarse en nada.

--¡Qué bien! – Habló Baltasar aún aturdido por los fármacos—Quienes tienen que ser un valor para los niños resulta que no son más que el paradigma de los peores vicios y pecados de la humanidad.

--“Son” no, “somos”, Baltasar, “somos” – puntualizó Papá Noel--.

 

 

 

lunes, 13 de abril de 2009

El vampiro pragmático (capítulo 2º)


Dibujo de Luís Royo tomado de www.galeon.com/kalima/caravamp.jpg


No fue posible encontrar los capítulos perdidos, pero para que la serie no quede muerta en su inicio, he empezado a inventarlos de nuevo.

 

CAPÍTULO SEGUNDO

Franzbauer le estaba pasando la ropa de cama al muchacho mientras le explicaba que ahora tendría que acostumbrarse a dormir de día para aprovechar la noche trabajando. Que tendría que encontrar el modo de ganarse la vida así. Que mirara las ventajas antes que los problemas…

--¿Y cómo te llamas, muchacho?

--Gabriel Delanui.

--¡El ángel de la noche!... De nuit en francés.

--Pero sin la letra te.

--Como tampoco puedes tomar te…

--Pues me apetece uno.

--¿Te apetece? ¿Un vampiro no tiene apetito de cosas que no puede tomar? –La sospecha se dibujó en la cara del doctor-- ¿Cuántos días hace que te inoculó la condesa?

--Fue ayer –contestó Gabriel con toda normalidad--.

--¡Imbécil! El proceso de vampirización tarda entre cinco y siete semanas en completarse. Tú aún eres humano. Gilipollas, pero humano.

--¿Quiere eso decir que puedo salir a pleno sol?

--Quiere eso decir que hasta dentro de un par de semanas no notarás cambios. Aunque creo que tienes la piel ectópica, de lo contrario me hubiera dado cuenta enseguida de que no eres un vampiro aún. Así que con el sol cuidadín… aunque siempre fue así… ¿no?

--Bueno… --dudó Gabriel--.

--Dentro de un par de semanas tu sensibilidad aumentará. Exposiciones, cada vez más cortas, al astro rey, te provocarán reacciones alérgicas: picores, irritación, sarpullidos y, hacia el final, ulceraciones. Tienes un mes para adaptarte.

Si bien, al principio, Franzbauer parecía enfadado, ahora se notaba que estaba aliviado, incluso divertido por como habían ido las cosas. Pero el muchacho seguía preocupado.

--Los exámenes finales son dentro de dos meses y medio. Sigo necesitando su ayuda, doctor.

--¿Dos meses y medio? –El profesor meditó un instante antes de proseguir--. Somos vampiros y tenemos la eternidad por delante, pero dos meses siguen siendo mucho tiempo. Estudia. Y si Dios quiere…

--¿Dios?

--Ser un vampiro no impide ser creyente. Ya veo que estás lleno de prejuicios erróneos, chaval. Te va a tocar aprender muchas cosas, pero no te preocupes, que tiempo no te faltará.

 

domingo, 12 de abril de 2009

Ayer murió Corín Tellado.



Imagen tomada de la wikipedia.


Si en su día, con motivo de la reedición de sus obras, rendí homenaje a Marcial Lafuente, no podía ser menos con Corín Tellado. Quería hacer este homenaje hace ya algunos meses, sin embargo, a punto de cumplir su 82º aniversario, el pasado día 11, murió “La Reina de Corazones”.


Esta asturiana universal se lleva a la tumba el secreto de cómo escribir más que nadie estrujando los sentimientos, las pasiones y el deseo. En su haber queda el registro de poseer el Guinnes de haber publicado más novelas en lengua castellana y, sin lugar a dudas, también ostento el orgullo de ser la autora más censurada por la dictadura (hasta cuatro novelas rechazadas en un solo mes por los censores). Madre adoptiva de las actuales telenovelas. Merece el mérito de haber conseguido hacer leer a una enorme cantidad de población que, sin sus novelas, hubieran quedado absolutamente analfabetas (algo que ya comentamos de don Marcial).


Hasta aquí el recuerdo de esta gran señora y prometo publicar aquí, más adelante, una historia romántica como verdadero homenaje.


¡Hasta siempre!

sábado, 11 de abril de 2009

Ser hijo del mar.





Puedes pintar de azul

las olas rojas,

pero no sirve de nada

porque las olas no mienten

y terminan por arrojar

los abombados cadáveres

sobre las arenas de las playas.



No saben de diplomacia,

no saben de política,

no saben de palabras

y no mienten.

Las olas son olas

en el mar siempre.

No les puedes porfiar

negociar por tu vida.



El mar elige sus propios candidatos

para acompañarle para siempre.

Hombres con hambre

de agua y aventura.



El que con el mar se casa

lo hace hasta la muerte,

que marinos son maridos

de la espuma y el salitre

y los barcos que las agua surcan

sus anillos y grilletes.



--Hijo, con el mar no te cases

si amas el trigo

que las aguas saladas

envenenan los panes

y se llevan a tus hijos.



Y el marino que se enfada

y le contesta a su madre:



--No me hables mal del mar

que no sabes cómo sabe,

las olas son de nata

y sus senos dulces carnes.

Que el mar nos da la vida

aunque se cobre en lo que vale.

No me hables mal del mar

que el hacerlo es de cobardes.



--Vete al mar si quieres, hijo

que la sal está en tus venas,

pero dile a esa doncella

que me devuelva mi parte.

No queremos más olvido

sino un cuerpo al que llorarle.

viernes, 10 de abril de 2009

Javier Martínez






NOTA DEL AUTOR y avisos para barcos pesqueros y otros elementos de la flota de cabotaje. Agítese antes de usar que se asola en el cerebro.


El siguiente relato está tan plagado de palabras inventadas que aquellas cuyo significado resulte totalmente obvio no estarán entre comillas ni puestas en cursiva. En caso contrario tendríamos más comillas que texto o tantas cursivas que acabaríamos con las cervicales torcidas después de su lectura.


Disculpen las molestias y sigan atentos a sus pantallas.


¡Gracias!


*****************************************************


En mi juventud tenía un amigo y vecino muy inteligente. Se llamaba Javier, Javier Martínez. Pero tanto él como su familia padecían de “bastorrosis”. Aquella era una extraña afección que les obligaba a hablar en voz demasiado alta y con tono socarrón. Su lenguaje era, a menudo, deliberadamente soez, pero omitiendo las palabras más terribles por metáforas, comparaciones, símiles… que, una vez asimilados en tú cerebro, aún resultaban más brutales. Pero lo peor era cuando las personas, a las que dedicaban su pequeña opereta, no acababan de entender sus floridas expresiones, porque entonces no dudaban en explicarlo entre brutales carcajadas.


Un ejemplo. Cuando Javier se dirigía a hacer aguas mayores (cosa fácilmente identificable porque, dado su elevado nivel cultural, siempre portaba un libro con el grosor de la guía telefónica de Nueva York) lo advertía diciendo que se iba al Alcampo. Si al salir se le interpelaba por la significación de su anterior expresión decía:


--¿Tú a que vas al campo?


Un cerebro poco habituado a la fraseología de su familia contestaría con un interrogante en forma de pregunta oral o meramente de estupefacta expresión facial. Y Javier no dudaría en aclarar definitivamente:


--¡A cagar! ¡Al campo se va a cagar!


No crean que la bastorrosis era una afección exclusiva de mi amigo. Yo, que visitaba con cierta frecuencia su casa, sé que su madre, por aquel entonces, era capaz de bajarse las bragas “a peos”. Tal y como ella afirmaba sin rubor. Hoy eso sería del todo imposible debido a su avanzada edad y a su colon irritable. De hacerlo ahora, las bragas caerían a la primera con un fuerte chapoteo al impactar estas con el suelo.


Pero no vayan a pensarse, por lo dicho, que su madre era una güarra. Doña Leticia era de las personas más limpias que he conocido. Todo el día andaba con el trapo y el mocho en ristre. La casa de los Martínez brillaba como los chorros del oro y todo estaba siempre en perfecto orden. Si la señora Leticia hubiese sido una auténtica güarra jamás hubiese podido bajarse las bragas… Un caso aparte era Nemesio (obviemos lo de señor de la casa, o por lo menos lo de señor), él sí que era un cerdo. Dicen que fue el médico de Nemesio el que inventó el velcro después de ver el espectáculo, que le ofreció un día, para bajarse los calzoncillos. Al parecer se los cambiaba el día que estrenaba unos nuevos y no parecía ocurrir con demasiada frecuencia. Según los científicos, los pelos del culo se adherían a la película depositada sobre la prenda de forma similar a ese invento cuya patente era ahora propiedad de la NASA. Nemesio era la única persona capaz de llevar unos calzoncillos sin goma en la cintura y sin correr el riesgo de que se le fueran bajando. Posiblemente su médico hubiera podido hacerse millonario con los inventos que este hombre le sugería de no haber muerto prematuramente producto de una septicemia inversa. Según el patólogo, sufrió un inesperado aumento de su actividad inmunológica que acabó con todas las bacterias, después de eso ninguno de sus órganos internos fue capaz de realizar su actividad normal y murió. Y Javier quedó huérfano de padre, pero recupero el olfato, cosa que le es muy útil hoy ya que trabaja como perfumista.


Curiosamente hacía años que no sabía nada de Javier, pero hace un par de días me lo encontré en el Liceo. Quiero decir a la salida de este caduco mausoleo de la lírica, la música y la “patarrática”. Ambos fuimos expulsados a un tiempo, por la puerta trasera, porque alguien no soportaba nuestras críticas en voz alta a las supuestas bailarinas de ballet. No entiendo como el resto del público (cerca de diez personas) soportaban las ventosidades de aquella coreografía donde una morsa de cien kilos en canal eclipsaba a una anoréxica en pos de un extraño tipejo con rellenos en los calzoncillos y que se movía espasmódicamente, como si le hubieran metido una guindilla por el culo.


Yo había gritado que me devolvieran el dinero y mi amigo pidió que saliera el director… y su puta madre. A los que sacaron fue a nosotros dos y no nos devolvieron ni un euro. Pero como no hay mal que por bien no venga, nos fuimos a tomar unas birras a la Plaza Real y disfrutamos viendo como les birlaban las carteras y los móviles a una docena de guiris. No era muy edificante, pero como espectáculo era muy superior en calidad a la patarrática hortera que allí, en el Sacro Templo del smoking sin humo, les había dado por llamar ballet moderno. Si hubiese sido “La muerte del cisne” este se habría suicidado tras una galopante depresión.


En los entreactos de jarra a jarra, Javier me contó lo bien que le marchaba ahora su vida, pero ante todo eructamos mucho. En ese arte Javier sigue siendo el rey. Justo cuando nos echaron del último bar para cerrar, mi amigo logró un supereructo de ocho coma nueve en la escala Richter. Aún recuerdo como retumbó por toda la plaza y aledaños, enmudeciendo a los muchos locales y foráneos que aún conversaban por el lugar. El eco hizo parecer por un momento que una manada de alces se preparaban para aparearse en aquel lugar. Después se hizo el silencio. Fue aquel un momento mágico que se rompió por culpa de una petarda asomada a un balcón diciendo no sé qué de dormir.


Mi memoria me lleva directamente a dos horas después, sólo en el wáter de casa y echando la pota.


Que grandes amigos éramos Javier y yo.

miércoles, 8 de abril de 2009

RECIBIDO EL PREMIO “Olha que blog manheiro!”.


Parece que he estado ausente una infinidad de tiempo. Algunos problemas personales, que no vienen a cuento, me han impedido dar al blog la asiduidad que se merece. Bueno, tampoco ahora dispongo de demasiado de… ese tesoro, pero, aunque sea de vez en cuando, si podré dedicar unos minutos a este rincón de la red.

En resumen, que tengo un montón de deudas contraídas durante mi hibernación y aquí estoy para cumplir con mis deberes.

La primera de esas deudas es muy agradable y viene del día 28 de Febrero, cuando mi amigo, el insigne escritor Víctor Morata Cortado (http://mentecreativamente.blogspot.com/), tuvo a bien otorgarme el premio “Olha que blog manheiro!”. En aquel momento no pude responder adecuadamente ni al premio ni a la responsabilidad que este supone para con la red de redes.

Gracias, amigo Víctor (http://mentecreativamente.blogspot.com/)  por esta agradable sorpresa y gracias también a Luís Serrano (http://wwwsumadeletras-luis.blogspot.com) que el 7 de Marzo también apuntó este humilde blog con la misma distinción. Por cierto, recomiendo ambos blogs: “Mentecreativa” y “Suma de Letras”, sus textos y relatos son muy creativos y de gran calidad en ambos casos, aunque, como podréis comprobar, de estilos muy diferentes.

Como todos los premios virales (los que se usan para dar a conocer los blog’s de unos creadores a otros) tiene unas normas que deben cumplirse y son, según recoge el blog de su creador (http://www.olhaquemaneiro.blogspot.com/), o más o menos dado que el original no está en la lengua de Cervantes, sino en la de Pessoa y Saramago:

1. Exhibir la imagen del premio “Olha que blog Maneiro!”.

 

2. Poner el nombre del blog que te lo dio.

 

3. Indicar 10 blogs preferidos.

 

4. Avisar a los indicados.

 

5. Publicar las reglas.

 

Una vez cumplidos los puntos  1, 3 y 5, ha llegado el momento de otorgar los premios a los 10 blogs elegidos. Antes de hacerlo una afirmación tópica, gratuita, pero no por ello menos cierta: la red está llena de magníficos blog’s que se merecen este y otros premios más valiosos, pero aún así me ha sido muy difícil encontrar los diez premiados. En primer lugar no quiero menospreciar a nadie a la hora de hacer mi elección, así que he buscado un razonamiento especial para cada uno de los premiados. Algunos son conocidos, muy conocidos, pero otros los he hallado por azar, siguiendo enlace tras enlace por la red hasta dar con algo que me ha gustado especialmente por muy diferentes razones.

Sea como sea… ¡Felicidades a todos!

Y esta es la lista:

n  “El árbol de Ardilla Roja” (http://ardilla-roja.blogspot.com): La magnífica estética del blog haría pensar en algo más trivial, pero Ardilla Roja sabe escribir de maravilla. No hay diferencia entre un pensamiento sobre una noticia o uno de esos relatos sensuales en los que se muestra como una perfecta maestra, el tratamiento es cuidadoso y delicado. Desde el principio, para mí, este blog era un premiado indiscutible, siempre que alguien no se me adelantara como ya ha ocurrido con otros.

n  “Cuaderno de Historias” (http://historiasdeunaescritora.blogspot.com ): Es uno de esos blog’s tan populares que no necesitan de estos premios, aún así los reciben con bastante frecuencia. Basta con asomarse un instante para comprender la belleza del lugar. El entorno escogido para el blog es de una notable imaginación y los relatos que publica no desentonan en absoluto. Relatos propios y ajenos que tienen en común un tamaño muy bloguero y temáticas muy creativas.

n  “Retazos de Algo” (http://retazosdealgo.blogspot.com ): Es una alegría ver recuperar la actividad a este blog. Una imagen retro y gris que da lugar a unos preciosos relatos arrastrados como una canción canalla o un “Blues” cargado de alcohol a medianoche.

n  “El Cuenta Cuentos” (http://kntacuentos.blogspot.com ): Había una vez un niño… Desde el otro lado del océano Atlántico nos llega la frescura de un muchacho que, con sólo 12 años, ya nos muestra un cierto cariño por eso que llaman escribir. Creo que es importante promocionar a la gente joven con inquietudes, por eso este blog, y algún otro, se lo merecen más que ninguno. Esperemos que este niño siga creciendo y sus relatos pasen del “Había una vez…” al “Si de verdad les interesa lo que voy a contarles…”

n  “Isla Tortuga” (http://libertlandia.blogspot.com ): El Captain Jack Espárrago es, sin lugar a dudas, un monstruo en esto del blogging. Este blog está montado a base de artículos creados ex profeso para el entorno en que aparecen, breves, concisos y llenos de ganchos de pirata que te sujetan con fuerza. Las imágenes y videos están muy adecuadamente seleccionados y los comentarios son siempre certeros e incluso ingeniosos. De la “Isla Tortuga” no saldrás nunca decepcionado.

n  “Caos Espacial” (http://caosespacial257.blogspot.com ): Me está costando mucho que corrija las faltas de ortografía, pero todo se va consiguiendo. Sólo son 11 años y es un trabajo para comprender el fenómeno blog. Espero que este premio al esfuerzo que está realizando, le anime a seguir mejorando su trabajo.

n  “El Polly Pocket con síndrome de Estocolmo” (http://elpollypocketconsindromedeestocolmo.blogspot.com ): Bueno… el título lo dice todo. Es un blog desenfadado donde pasar un buen rato… pero un rato pequeñito porque sus autores practican aquello de “lo bueno si breve…”

n  “Los manuscritos del caos” (http://losmanuscritosdelcaos.blogspot.com): Este es otro de los blog’s multitudinarios y de calidad indiscutible. Hace ya algunas semanas recibió este premio por su otro blog "Los Manuscritos del caos Reloaded", así que ya os podeis hacer una idea de la capacidad de su autora.

n  “Bitácora Lingüística” (http://mibitacoralinguistica.blogspot.com ): Obsesionados con el mundo de la creatividad, del blog, de lo literario… nos olvidamos de los ladrillos que constituyen esos atractivos edificios. La parte artística es obvia, pero la sustancia necesita de unas reglas. Este blog nos habla de la lingüística y todo su entorno, los constituyentes básicos de todo texto que se precie. Aún no es un rincón masificado, pero no dudo de su futuro.

 

Estos son mis nueve blog’s escogidos… Sí, has leído bien: NUEVE. Porque el décimo es el tuyo.

Tú tienes un blog al que mimas, tratas con cariño. Tú que eres respetuoso con los demás y cada día procuras que tus trabajos mejoren la web. Tú que creas material para enriquecer la red, que cuando copias algo de otros blog’s o de otras web’s, citas al autor y/o el lugar de donde lo has tomado. Tú, sin lugar a dudas eres el elegido y tu blog es el premiado con “Olha que blog manheiro!” que te otorgo yo esta vez, pero tienes el mejor premio de todos: un espacio del que puedes sentirte orgulloso.

¡Felicidades a todos porque el mejor reconocimiento es el de vuestros trabajos luciendo en la pantalla!