martes, 30 de agosto de 2011

FIESTA



Cualquier nombre elucubrado en una mala digestión de picante y alcohol y que algún otro, antes que él, ya pensó, se arregla con un guión bajo y un sesentainueve con el morbo del vapor de un último eructo antes de abandonar la cena de de ayer, en la taza del wáter.

Y después, dejas el ordenador encendido, con la dirección de correo a la vista, no la vayas a olvidar dentro de unas horas, cuando despiertes de tu etílica inconsciencia, en un camastro sucio y arrugado.

-¿Y el trabajo?

-Mal –contestas a tu madre-.

Te despertó en la peor hora. Cuando los barcos ya zarparon. Y de sus proas un mar de espuma se hizo pasta de guano en tu boca.

-¿Y los exámenes?

-Muy bien.

El de cálculo nunca lo entregaste, el de estadística rozó el aprobado y el de economía… ¿Cuándo fue el de economía?

-¿Ya has desayunado?

-Siiiiiiiií.

Que para meterte un café con leche tienes tú las tripas. Son más de las doce, pero aún guardas el regusto a macarrones agrios… ¿Por qué tendrías que desayunar?

Cuelgas el teléfono sin preguntarle cómo está ella, cómo tu padre, cómo tu abuela, cómo el canario, cómo el perro flaco al que nadie llama por su nombre: Perro.

No vale la pena volver a la piltra con semejante dolor en la testa. Pero sabes que no hay aspirina, paracetamol o ibuprofeno que lo alivien. Solo una calada de maría te sirve de consuelo, pero el cáñamo está seco, un mes olvidando regar la maceta lo ha dejado amarillento, marrón, casi negro. Aún así metes lo que queda en un papel de fumar viejo. Pero al encenderlo arde como una tea y casi te quemas los labios. Suficiente. Ya estas despejado.

tarado_69@putomail.com

Y el password es jopu6969… el de siempre. Pero esta vez te vas a tatuar la dirección en el brazo para no olvidarla (en el culo y con escoriaciones te la grababa yo, so cabrón). Bueno, a falta de ganas de ir a la tienda de Tatus, y de dinero para ello, bien puedes escribírtelo en la muñeca con un bolígrafo.

Por fin… esta noche si podrás darles tu dirección a las titis para que se pongan en contacto contigo. Y mañana probaremos con el facebú… si es que aún te quedan neuronas.

¡Y que siga la fiesta!

2 comentarios:

Vicent dijo...

Gracias por ayudarme a mantener vivo este rincón.

A. Lisérgico dijo...

Creo que tu ya mantienes bien vivo este espacio y que además has hecho de él un referente. Posiblemente no tengas muchas visitas ni comentarios, pero tus textos ya tienen un gran número de imitadores (y hasta plagia-dores) a lo largo y ancho de Internet).
Gracias a ti por dejarme participar de él.
Un abrazo.